Estenosis esofágica y cúrcuma

Una estenosis esofágica es un estrechamiento gradual del esófago debido a la acumulación de tejido cicatricial. Hay muchas causas de inflamación esofágica y cicatrización, que puede conducir a graves dificultades para tragar. La cúrcuma es una especia común de la India y Asia que muestra algunas propiedades medicinales, como la capacidad de reducir la inflamación y combatir los antioxidantes. La cúrcuma no se considera un tratamiento o una cura para las estenosis esofágicas, aunque puede ayudar a prevenirlas en cierta capacidad. Sin embargo, se necesita más investigación antes de que se puedan hacer recomendaciones. Consulte a un naturopata o practicante de la medicina ayurvédica sobre los beneficios potenciales y los efectos secundarios de consumir cúrcuma.

Estenosis esofágica

El esófago es el tubo que corre desde la garganta hasta el estómago, entregando alimentos y líquidos en el sistema gastrointestinal para la digestión y la absorción. El revestimiento del esófago puede resultar dañado por una variedad de condiciones tales como enfermedad por reflujo ácido, vómitos crónicos, alcoholismo, infecciones, procedimientos médicos o procesos cancerosos. El daño del esófago conduce a la inflamación, que causa eventual la acumulación del tejido de la cicatriz. En consecuencia, el lumen del esófago se vuelve estrecho y rígido. La inflamación y la cicatrización repetidas eventualmente producirán tejido dañado en forma de un anillo que estrecha severamente la apertura del esófago, que se denomina estenosis esofágica.

Síntomas y tratamiento

El síntoma primario de una estenosis esofágica es la dificultad e incomodidad de tragar alimentos e incluso líquidos debido a la inflamación y estrechamiento de la luz del esófago, según el “Libro de texto de la Medicina Funcional”. Otros síntomas comunes incluyen la sensación de tener alimentos atrapados en la Esófago, regurgitación de alimentos, pérdida de peso y desnutrición. El diagnóstico de una estenosis esofágica se realiza mediante un trago de bario y una radiografía o un examen de endoscopia. El tratamiento médico estándar suele incluir fármacos llamados inhibidores de la bomba de protones, así como antiinflamatorios y vasodilatadores. El tratamiento quirúrgico se considera en casos extremos. No hay remedios herbales específicamente recomendados para las estenosis esofágicas, aunque las diversas propiedades de la cúrcuma pueden ser útiles.

Cúrcuma

La raíz de cúrcuma se ha utilizado durante siglos en la India como un tinte, especias y remedios herbales. La raíz se seca y molida en un polvo amarillo-anaranjado y es un ingrediente común en curry y otros platos asiáticos. El principal compuesto medicinal en la cúrcuma es la curcumina, que es un potente antioxidante, antibacteriano y anti-inflamatorio, de acuerdo con la norma Natural Herb estándar y suplemento Referencia: basadas en pruebas Clinical Reviews. Curcumina polvo y extracto de curcumina se utilizan para tratar la acidez estomacal, Malestar estomacal y una variedad de dolencias gastrointestinales. La enfermedad de reflujo ácido, o acidez crónica, es una causa importante de estenosis esofágica, por lo que la cúrcuma podría ayudar a reducir el riesgo. Además, la cúrcuma es un buen anti-inflamatorio que reduce los antioxidantes, disuade la infección y promueve la curación, que son potencialmente beneficiosas para las estenosis esofágicas. Pregúntele a su médico si la cúrcuma está contraindicada si tiene inflamación crónica del esófago.

Recomendaciones

Los platos de curry son ricos en cúrcuma, aunque también se puede tomar la hierba en forma de cápsula. Consumido como un suplemento de salud, las dosis recomendadas de polvo de cúrcuma son por lo general entre 250 a 500 miligramos diarios. La toxicidad de la cúrcuma no se ha establecido porque causa tan pocos efectos secundarios en grandes dosis. Pregunte a un herbolario sobre las dosis diarias apropiadas.